Introducción

Un nuevo papel para los ayuntamientos

El abordaje de la pobreza energética es uno de los ejes fundamentales para lograr una transición energética justa. A medida que trabajamos en pos de ciudades cada vez más sostenibles, debemos plantearnos las siguientes preguntas: ¿quiénes tienen acceso a los servicios medioambientales y quiénes no? ¿Por qué sucede esto y qué se puede hacer al respecto?

Los ayuntamientos gozan de una posición privilegiada para responder estas preguntas. Como organizaciones elegidas democráticamente que tienen el mandato de rendir cuentas ante la sociedad, deben asumir su responsabilidad de implementar soluciones para problemáticas relacionadas con la sostenibilidad, la pobreza y la salud, que están implicadas en el trabajo para erradicar la pobreza energética y también pueden abordarse a través de ella.

La presente guía explora ejemplos de proyectos implementados por distintos ayuntamientos de Europa para reducir la pobreza energética. Asimismo, puede servir de fuente de inspiración e ideas para funcionarios municipales que deseen poner en marcha iniciativas similares.

¿Viviendas adaptadas al futuro?

La guía reúne proyectos de renovación de viviendas implementados para mejorar el rendimiento energético y reducir el impacto global de las emisiones de carbono, atendiendo especialmente a los casos de las familias que viven en la pobreza energética.

Nuestra definición de “vivienda adaptada para el futuro” se basa en el documento Oleada de renovación para Europa(2020) de la Comisión Europea, que establece los principios clave para la renovación de edificios entre 2030 y 2050, a saber: reducir la demanda de energía como primer paso; garantizar la asequibilidad y la protección para los hogares vulnerables y de bajos ingresos; integrar energías renovables a pequeña escala cuando sea posible; aprovechar todo el ciclo de vida de los materiales de baja emisión de carbono y maximizar su uso; y mantener elevados estándares sanitarios y medioambientales.

A estos principios se suma la necesidad de consultar e involucrar a los usuarios finales, los propietarios y los inquilinos en todas las etapas de la renovación, un fundamento clave del proyecto mPower y un requisito para la implementación de cualquier programa de renovación sostenible y de alta calidad.

La pobreza energética

La pobreza energética1 hace referencia, principalmente, al hecho de que haya personas que no tienen acceso a los servicios energéticos básicos.

Estos servicios podrían estar relacionados con el suministro de calor, la refrigeración, la energía para cocinar, el agua caliente y el acceso a la electricidad. La forma en que las personas experimentan la pobreza energética es diferente en cada ciudad y país de Europa. En el Reino Unido, por ejemplo, gran parte del problema está relacionado con el impacto que tienen los hogares fríos y húmedos en la salud. En Italia, el acceso a la electricidad es una preocupación más acuciante.

Si bien la UE se ha comprometido a hacer frente a la pobreza energética, la falta de una definición en común limita las opciones de seguimiento de cualquier avance al respecto. Las estimaciones del alcance de la pobreza energética varían ampliamente: según Eurostat, 31 millones de europeos vivieron en la pobreza energética en 2021; por el contrario, según el propio organismo de investigación del Ejecutivo de la UE, en 2019 esa cifra fue de 50 millones. Este inconveniente terminológico puede estar a punto de resolverse gracias a dos legisladores que han empezado a elaborar una nueva definición a principios de 2022.

Si bien todavía no existe una definición funcional, el presente documento hace hincapié en la vulnerabilidad energética, dado que nos permite comprender la temática a partir de un enfoque que se centra en las personas. La vulnerabilidad energética se puede entender mediante tres aspectos clave: la exposición y la sensibilidad de una persona ante la pobreza energética, y su capacidad de adaptación.

La exposición a la pobreza energética está relacionada con la estructura del edificio de la vivienda: ¿permite el ingreso de corrientes de aire? ¿Tiene aislamiento? ¿Las ventanas son de buena calidad? También se relaciona con el coste energético: ¿ha aumentado la tarifa considerablemente? ¿Los precios son accesibles? Finalmente, la estabilidad de los ingresos económicos es, sin duda alguna, fundamental. A menudo, las mujeres solteras, las madres/los padres solteros, las personas con discapacidad y los pensionistas tienen ingresos más bajos y, por lo tanto, corren un mayor riesgo de caer en la pobreza energética.

 

La sensibilidad de un hogar a la pobreza energética está vinculada a la salud de las personas que habitan la vivienda: ¿son ancianos o discapacitados? ¿Tienen hijos pequeños? A estas personas les suele resultar más difícil regular su temperatura corporal y, por lo tanto, serán más sensibles a la falta de acceso a la energía. La capacidad de un hogar para acceder al apoyo comunitario en general también afectará su resiliencia y sensibilidad ante la pobreza energética.

El tercer aspecto vinculado a la pobreza energética es la capacidad de adaptación de las personas. Por ejemplo, los inquilinos tienen menos control sobre su entorno habitacional. Si una persona tiene menos acceso a recursos económicos, su capacidad de adaptación a los aumentos de precio de la energía se verá reducida. Cuando alguien enfrenta una situación de vida compleja o desafiante, puede tener menos capacidad de participar en iniciativas que le permitan resolverla.

La pobreza energética afecta a las personas de diversas maneras. Una gran parte de la población se desconecta de la red energética o raciona su uso para poder hacer frente a problemas económicos. En el Reino Unido, donde la falta de acceso a un sistema de calefacción adecuado es un gran problema, es posible que las personas prefieran no levantarse de la cama, calefaccionar solo una habitación de la vivienda o visitar edificios públicos durante el día para aprovechar la calefacción.

La pobreza energética y la consiguiente falta de servicios energéticos básicos pueden tener consecuencias para la salud tanto física como mental. Entre los impactos en la salud física se incluyen, por ejemplo, un deterioro en los sistemas respiratorio y cardiovascular, y una mayor exposición a accidentes y lesiones. En cuanto a la salud mental, el impacto puede verse reflejado en aislamiento social, estrés y ansiedad, síntomas que suelen desencadenar afecciones psicológicas de mayor gravedad. Los problemas de salud afectarán la capacidad de trabajo de las personas y, por lo tanto, sus ingresos. También es posible que empiecen a racionar los alimentos y la electricidad. Si las condiciones materiales de una vivienda son precarias, los niños no tendrán un espacio adecuado para estudiar y presentarán dificultades de aprendizaje. Todas estas consecuencias de la pobreza energética tienen un impacto en el bienestar personal y familiar.

Si logran comprender la pobreza energética desde la perspectiva de las personas que la padecen, los ayuntamientos estarán mejor preparados para diseñar programas más eficaces. [Enlace al trabajo de mPower Activate]


[1] A menudo también se conoce como “escasez de combustible” en el Reino Unido.

Los beneficios sociales de la justicia social

Si bien existe un claro imperativo de justicia social que fundamenta el abordaje de la pobreza energética, el trabajo reciente de mPower ha demostrado que resolver la problemática también implica una serie de beneficios colaterales para las instituciones y las organizaciones municipales.

Los hospitales y los centros de salud obviamente se verán beneficiados por la reducción de la pobreza energética, ya que un mejor acceso a los servicios de energía implica una mejor salud. Sin embargo, el impacto positivo es evidente también en otros contextos: en el ámbito escolar, los niños podrán participar más activamente en su educación; en el caso de los empleadores, los trabajadores se ausentarán menos días por enfermedad; las empresas de energía tendrán que resolver menos casos de facturas de energía impagas; los propietarios que renueven sus viviendas se verán favorecidos porque más inquilinos extenderán su permanencia y pagarán el alquiler a término; en última instancia, una menor demanda de energía (a través de obras de eficiencia energética) beneficiará a la red eléctrica.

No quedan dudas de que abordar la pobreza energética a nivel municipal desde una perspectiva holística es conveniente para las instituciones sanitarias, la economía local y la ciudadanía, y además favorece una transición justa.

El papel municipal

Los ayuntamientos ocupan un lugar privilegiado para abordar la pobreza energética mediante proyectos que permitan mejorar la eficiencia en el uso de la energía doméstica. Mientras elaborábamos la presente guía, llamaron nuestra atención los casos de aquellas ciudades que están implementando nuevas estrategias a partir de un enfoque particular adoptado por los ayuntamientos para abordar la pobreza energética. También se volvió evidente el hincapié que se hace en la adopción de medidas prácticas. Algunos ayuntamientos proporcionan información a la ciudadanía para alentar a que se realicen mejoras de la eficiencia energética en viviendas a pequeña escala. También se ofrecen incentivos económicos para fomentar la adhesión a los proyectos de renovación. En otros casos, se ofrece asistencia integral para renovar el sistema de eficiencia energética: el ayuntamiento asume la responsabilidad de gestionar el trabajo, desde la adopción del compromiso hasta la instalación.

El proyecto mPower: del ayuntamiento para el ayuntamiento

Implementado desde 2018 hasta 2022, el proyecto mPower de Horizonte 2020 facilita el aprendizaje entre pares y reúne a más de un centenar de autoridades públicas locales europeas. Está diseñado para replicar las mejores prácticas innovadoras en materia de energía a nivel municipal, y permite el desarrollo de ambiciosos planes de transición energética.

La presente guía fue elaborada en colaboración con los funcionarios municipales que participan en el programa de intercambio “mPower Exchange” y es de relevancia para todos aquellos que desempeñan cargos en un ayuntamiento.

Durante el período 2019-2020, veinte ciudades de toda Europa participaron en el programa “mPower Exchange”. Estructurado a partir de visitas a ciudades, el programa ha permitido a las autoridades locales reunirse para explorar, comprender y desarrollar proyectos energéticos nuevos y ya existentes. Este programa de aprendizaje de gran participación se ha centrado en el intercambio de conocimientos prácticos y experiencia. Las temáticas tratadas fueron la eficiencia energética en las viviendas, las comunidades locales de energía y la expansión de las energías renovables.

La presente guía comparte el conocimiento y la experiencia adquirida gracias a estos innovadores ciudadanos. Si bien ningún proyecto puede reproducirse en su totalidad en otros sitios, creemos que otras ciudades encontrarán en estas experiencias la inspiración necesaria para crear soluciones adecuadas al contexto y las condiciones locales.

1. Estrategia

El desarrollo de estrategias municipales para apoyar proyectos locales de erradicación de la pobreza energética.

Desarrollo de la estrategia: Plymouth y Nottingham, Reino Unido

La investigación innovadora llevada a cabo por los Ayuntamientos de Plymouth y Nottingham pone de relieve la necesidad de que los planes de eficiencia energética tengan como eje a los ciudadanos más vulnerables.

Imagen. Cortesía de Dom Moore

Los Ayuntamientos de Plymouth y de Nottingham están a la vanguardia de los proyectos relacionados con la pobreza energética y la renovación de viviendas en el Reino Unido. Los programas recientes que han adoptado se basan en enfoques innovadores que garantizan la experiencia satisfactoria de los clientes, obras de renovación de calidad y beneficios económicos locales. Su experiencia directa en materia de trabajos de renovación ha permitido identificar algunas cuestiones clave para que los ciudadanos más vulnerables también puedan acceder a los programas de renovación.

El programa “mPower Activate”, creado para que los participantes de “mPower Exchange” propusieran nuevos proyectos, se centra en encontrar soluciones para esta problemática. Los Ayuntamientos de Plymouth y Nottingham trabajaron juntos en el marco de “mPower Activate” para explorar formas de movilizar a una mayor cantidad de partes interesadas en apoyar una renovación energética adecuada de los hogares más necesitados.

Acerca de Plymouth

Imagen < Imágenes inspiradas en Pixabay

Plymouth es una ciudad de 260 000 habitantes, ubicada en el condado de Devon, en el sudoeste de Inglaterra, a orillas de un gran puerto natural. Ha sido durante mucho tiempo uno de los puertos más importantes del país. Su industria de manufactura y el puerto, que en el pasado permitió la inmigración al continente americano, siguen dominando la economía y el paisaje de la región. En las últimas décadas, la ciudad ha enfrentado diversos desafíos como la disminución de la productividad, la caída de los salarios y el aumento de la pobreza y la desigualdad. El astillero que alguna vez empleó a decenas de miles de personas ahora solo tiene 2500 empleados.

Los ciudadanos sufren las consecuencias del deterioro de la estabilidad económica, agravado por significativos recortes en el gasto público destinado al apoyo social. En algunas zonas, la tasa de pobreza infantil es del 40 %. El 35 % de los residentes de algunos distritos vive en la pobreza energética: este hecho genera, a su vez, problemas de salud mental y física, intensificando el estrés, incluido el estrés por motivos económicos, ya que las personas se ven obligadas a hacer frente a deudas que les resultan imposibles de pagar. . Los indicadores de salud mental en la ciudad son deficientes, y hay una alta tasa de suicidio.

El enfoque de Nottingham

Imagen 2 < Cortesía de Arran Bee en Flickr

Nottingham es una histórica ciudad inglesa en la región de las Tierras Medias Orientales, con unos 331 000 habitantes y una amplia gama de centros deportivos y culturales. La ciudad y el Ayuntamiento se han destacado en los últimos años por su liderazgo e innovación en materia de bajas emisiones de carbono y eficiencia energética.

Basándose en los éxitos recientes, el Ayuntamiento declaró una emergencia climática y ecológica, y estableció el objetivo más ambicioso del país: alcanzar la neutralidad sostenible de carbono para 2028, es decir, 22 años antes de lo propuesto a nivel nacional. Para ello, ha adoptado medidas audaces, como introducir un gravamen sobre los espacios de aparcamiento en el lugar de trabajo para ayudar a financiar la expansión de una red de tranvías con bajas emisiones de carbono; seguir involucrando a los ciudadanos en un programa anual que incentiva la perspectiva de neutralidad de carbono y en el desarrollo en curso de su Plan de Acción para la Neutralidad de Carbono 2028; y asumir el compromiso de plantar 50 000 nuevos árboles.

En Nottingham, la pobreza energética afecta a alrededor del 15 % de las viviendas. En 2018, el Ayuntamiento incluyó la lucha contra la pobreza energética entre las primeras cinco prioridades de su administración. La estrategia de cinco años de duración que ha adoptado para abordarla implica el compromiso de “reducir las facturas de energía, aumentar el confort térmico y el bienestar en los hogares más fríos y vulnerables, y mejorar la tasa de pobreza energética de la ciudad de Nottingham”.

Los programas de gestión centralizada no incluyen a los hogares más vulnerables

Los sistemas de eficiencia energética actuales del Reino Unido están estructurados a partir de un enfoque que impulsa la mayor cantidad de intervenciones al menor coste. Las intervenciones no se ejecutan de manera personalizada, sino en bloque, y aquellas que resultan más costosas y complejas no reciben financiación. Este enfoque coloca en una situación de desventaja a las propiedades que requieren un tratamiento más elaborado y los hogares con necesidades complejas, ya que la intervención en estos casos es más difícil y costosa. Las autoridades locales reconocieron que este hecho, a menudo, significaba que los ciudadanos que más sufrían debido a las condiciones de su vivienda tenían menos probabilidades de beneficiarse de los planes.

El Ayuntamiento de Nottingham y el Ayuntamiento de Plymouth han trabajado en colaboración para explorar otras formas de renovación completa de viviendas, que permitan incluir a los más vulnerables. Argumentan que es necesario introducir cambios fundamentales en la manera en que se ejecutan los programas actuales.

Estas modificaciones deberían apuntar a brindar una mejor asistencia a las familias más vulnerables, por ejemplo, a través de sistemas confiables de asesoramiento independiente; mecanismos de incentivos que recompensen la adopción de enfoques holísticos, en lugar aquellos que se centran en el ahorro de costes; e instrumentos de financiación más sostenibles y a más largo plazo, algo que ha sido difícil de lograr hasta la fecha en el Reino Unido. 

Para hacer frente a este problema, Plymouth y Nottingham decidieron intensificar el potencial de colaboración entre las partes interesadas locales. En el caso de que existieran cobeneficios a partir de las renovaciones, estas partes interesadas podrían trabajar en colaboración y así, probablemente, ampliar el acceso a mecanismos de financiación más sostenibles a largo plazo.

A fin de apoyar este modelo colaborativo, el equipo de mPower Activate advirtió que sería conveniente desarrollar un enfoque centrado en las personas para garantizar dichos cobeneficios. La Dra. Alice Jones se encargó de investigar esta posibilidad y publicó un informe de su trabajo en diciembre de 2021.

Imagen 2 – Enfoque holístico < Cortesía de Alice Bell

El informe demostró que la colaboración podría llevarse a cabo a través de redes de anclaje locales que incluyeran a otras instituciones de la ciudad como hospitales, operadores del sistema energético, empleadores e instituciones educativas. Este trabajo en red permitiría incluir con mayor facilidad a los más vulnerables, y las instituciones que se beneficiarán de los proyectos de renovación podrían contribuir económicamente y ofrecer más estabilidad y apoyo a las autoridades locales que prestan servicios. De esta manera, se lograría un impacto positivo no solo en el ámbito de imperativos sociales como la pobreza energética, sino también en la economía local, el sistema energético, las instituciones de salud y la educación.


Texto editado a partir del artículo proporcionado por Justin Bear, del Ayuntamiento de Plymouth, y Jonathan Ward, de la ciudad de Nottingham; y de la bitácora del proyecto Activate

Las decisiones por consenso: Cádiz, España

Cádiz crea una Mesa contra la Pobreza Energética para dar forma a las políticas locales.

Imagen < Cortesía de Alberto Racatumba en Flickr

Como en muchas otras ciudades españolas, dos nuevos partidos de izquierda asumieron el Gobierno local de Cádiz en mayo de 2015. La ciudad estaba enfrentado diversos problemas económicos y sociales, como un elevado nivel de deuda y desempleo. La gestión energética del Ayuntamiento era ineficiente, no existía un compromiso con las energías renovables y no se había tomado ninguna medida en los últimos años para reducir la pobreza energética.

Uno de los objetivos del trabajo de transición energética de Cádiz ha sido abrir un debate democrático sobre la temática. Un problema que debía abordarse de manera urgente era la pobreza energética. España enfrenta altos niveles de pobreza energética: el 15 % de la población vive en hogares que no tienen calefacción adecuada, a menudo porque les han cortado la electricidad ante la falta de pago de las facturas. Sin embargo, solo unas pocas grandes empresas energéticas reciben el beneficio de subvenciones gubernamentales de energía que permiten asistir a las familias de bajos ingresos. El programa no se aplica a los clientes de bajos ingresos de proveedores más pequeños.

Cádiz Award

Imagen < tercera abajo < Cortesía del Ayuntamiento de Cádiz

En octubre de 2015, el Gobierno municipal aprobó por unanimidad un beneficio solicitado por el movimiento ciudadano: el descuento social que reduciría el costo de la energía para las familias vulnerables. En la propuesta se incluyó el compromiso de establecer de manera conjunta el descuento social a través de un proceso abierto.

La Mesa contra la Pobreza Energética constituye un espacio abierto permanente donde confluyen las organizaciones de la sociedad civil, los especialistas en energía, el departamento municipal de asuntos sociales, los partidos políticos, las personas afectadas por la pobreza energética, los empleados de Eléctrica de Cádiz y el Ayuntamiento. Las decisiones sobre la dirección del trabajo de abordaje de la pobreza energética se toman de manera consensuada.

Para diseñar el descuento social, se reunió durante tres años una mesa redonda participativa cuyas decisiones eran consensuadas. El resultado de este proceso participativo fue la creación de una subvención, el bono social alternativo, que Eléctrica de Cádiz podría ofrecer a sus clientes. La subvención no solo reduce las facturas de quienes tienen dificultades económicas, sino que también contempla las necesidades energéticas específicas de cada hogar.

Un equipo de trabajadores sociales y expertos técnicos ayuda a identificar el nivel de subvención de energía financiada por el Ayuntamiento para cada cliente vulnerable, y ese valor se aplica a la factura de electricidad de la empresa pública. Se espera que este descuento garantice el acceso a la electricidad a más de 2000 familias al año.

Además del apoyo económico, el programa también ofrece capacitación en gestión de la energía. El objetivo es trabajar con las familias vulnerables para evitar, desde un principio, retrasos en el pago y el cargo de intereses. El bono social alternativo cuenta con un amplio apoyo de la comunidad.

También, se ha contratado y capacitado a personas desempleadas para asesorar en materia energética a los hogares a través de visitas domiciliarias y talleres públicos de debate. El asesoramiento que ofrecen tiene el objetivo de que las familias puedan ahorrar dinero mediante la revisión de los contratos de energía. Asimismo, ofrecen ayuda para llevar a cabo reparaciones menores en las viviendas y mejorar así la calidad de vida de los habitantes.

La mesa redonda es una herramienta muy efectiva para la participación en cuanto que “los ciudadanos asisten porque comprueban que llevamos a cabo las cosas que desean que llevemos a cabo”, afirma la periodista Alba del Campo, quien ayudó a establecer y dirigir las mesas. “No nos dedicamos únicamente a hablar: hacemos que las cosas sucedan”.


Texto editado a partir de un artículo y una entrevista en pódcast proporcionados por Alba del Campo, Ayuntamiento de Cádiz tekst i podcast intervju kojeg je dala Alba del Campo, Općina Cadiz

2. Información y asesoramiento

Conceptos y herramientas para ayudar a los hogares a abordar problemas de eficiencia energética a pequeña escala.

Kit de ahorro de energía: Dublín, Irlanda

Kit de ahorro de energía galardonado de la Agencia de Energía de Dublín, Codema.

Imagen < Cortesía de Giuseppe Milo en Flickr

La Agencia de Energía local de Dublín, Codema, desarrolló un nuevo enfoque a través del cual comparte información y asesoramiento para mejorar la eficiencia energética, lo que le valió el reconocimiento de la UE con un galardón que distingue a los proyectos de energía sostenible.

Codema fue creada en 1997 por el Ayuntamiento de Dublín y desempeña un papel fundamental como entidad catalizadora del programa de reducción de emisiones de carbono impulsado por los cuatro ayuntamientos que componen la capital. Su misión es lograr una mejor calidad de vida para todos los ciudadanos a través de una transición justa e inclusiva. La participación comunitaria es el hilo conductor de su trabajo. La experiencia ha demostrado la importancia de reunir a ingenieros y comunicadores para encontrar las mejores soluciones a partir de una técnica favorita, el diseño de una red de trabajo. En el desarrollo de las estrategias, los valores y las prioridades de la comunidad desempeñan un papel similar al de las consideraciones técnicas y económicas.

En 2013, el Ayuntamiento de Dublín quiso encontrar una manera de compartir información para marcar una diferencia en el ahorro de energía a partir de las pequeñas acciones. Si bien la población es consciente de la importancia de ahorrar energía, la naturaleza técnica de la temática suele ser abrumadora. La intención del Ayuntamiento fue encontrar una manera sencilla y atractiva de capacitar a los ciudadanos para que ellos mismos fueran los impulsores del cambio. Contrató a Codema para abordar la tarea a través de una campaña.

Imagen > Cortesía de Codema

Paralelamente a un conjunto de eventos de un año de duración y sesiones de capacitación para embajadores en temáticas energéticas, el equipo creó el “kit de ahorro de energía”, que los ciudadanos pueden tomar prestado de las bibliotecas públicas de Dublín. Este material ofrece una gama completa de dispositivos para monitorear el ahorro de energía. El contenido incluye un termómetro que detecta las diferencias de temperatura entre paredes, ventanas y techos; un dispositivo eléctrico para monitorear la energía y un sensor de humedad. También proporciona un manual del usuario con enlaces a vídeos en línea e información sobre todas las herramientas. Cada kit costó 250 euros, y fue financiado por Codema y la red de bibliotecas de la Autoridad de Energía Sostenible de Irlanda (SEAI).

Imagen > Cortesía de Codema

Los ciudadanos que utilizaron los kits expresaron su satisfacción con la herramienta. En una encuesta de seguimiento, el 86 % de los participantes informaron que el kit les hizo pensar en la manera en que usan la energía, y aclararon que, a partir de su uso, vieron una reducción del 13 % en la energía después de un año.

La CEO de Codema, Donna Gartland, explicó que la calidad de la comunicación permitió que el proyecto fuera un éxito:

“Nos hemos dado cuenta de que la colaboración entre los ingenieros y el equipo de comunicación ha sido de gran importancia. Si bien es muy útil disponer de toda la tecnología, la clave está en cómo traducirla y hacerla accesible”.

Imagen > Cortesía de Codema

El proyecto se destacó en el escenario europeo cuando ganó el Premio de Sostenibilidad de la UE en 2017. Más tarde, Codema recibió el encargo de implementar la iniciativa en todas las bibliotecas de Irlanda. El kit se ha promocionado en la población a través de las escuelas, los grupos comunitarios y los hogares de ancianos, que lo utilizan como una herramienta educativa. La demanda de la herramienta no ha disminuido. Suele haber una larga lista de espera para tomarla prestada de las bibliotecas.


Texto editado a partir de la entrevista en el pódcast de mPower, con Donna Gartland, de Codema

Financiación Impacto Más información
  • 250 euros por kit
  • Financiado por Codema y la red de bibliotecas de la SEAI
  • Los ciudadanos han informado una reducción del 13 % en el consumo de energía en el hogar después de un año.

El derecho a la energía: Barcelona, España

Barcelona pone en marcha puntos de asesoramiento energético y servicios de intervención domiciliaria.

Imagen < Cortesía de Bert Kaufmann en Flickr

Tanto a nivel regional como local, el Ayuntamiento de Barcelona está trabajando en la concientización en cuestiones de energía a través de asesoramiento y servicios de apoyo, para garantizar los derechos energéticos. La ciudad también está creando oportunidades de empleos verdes para los desempleados de largo plazo, como una manera de contribuir con la equidad social durante la transición energética.

La Diputación de Barcelona financia el trabajo con ayuntamientos de toda la región para asistir a los hogares que viven en la pobreza energética mediante auditorías e intervenciones en materia de energía1. A través del programa, asesores energéticos realizan visitas domiciliarias para ayudar a estos ciudadanos a reducir la tarifa de sus facturas y utilizar la energía de manera más eficiente.

Las principales actividades establecidas por el programa comprenden:

  • Auditorías energéticas domiciliarias
  • La instalación de medidas de eficiencia energética de bajo coste
  • Apoyo para reducir las facturas mediante ajustes a los contratos de servicios públicos
  • Capacitación para que los consumidores cambien sus hábitos de consumo de energía2

Reducir la pobreza energética es un objetivo político del Ayuntamiento de Barcelona. El Ayuntamiento ha creado 11 Puntos de Asesoramiento Energético (PAE) en toda la ciudad, como un servicio municipal gratuito fundamentado en sólidos valores de responsabilidad social3. El enfoque se centra en los derechos a la energía y la vivienda, fomentados a través de los PAE y la creación de oportunidades laborales para los grupos vulnerables.

El servicio público ofrece:

  1. Defensa de los derechos energéticos y mejoramiento de la eficiencia energética mediante:
    • Información sobre los derechos energéticos en once puntos de servicio PAE.
    • Servicios de asesoramiento energético personalizado.
    • Servicios de intervención domiciliaria.
  2. Promoción del empleo mediante:
    • La contratación de 32 desempleados de larga duración para ocupar puestos de asesores energéticos que permitan el apoyo entre pares.
    • Un programa anual de educación ecológica que ofrece apoyo a 20 profesionales mediante un esquema de capacitación y empleo para que puedan reincorporarse al mercado laboral con más habilidades y experiencia.
  3. Prevención y acción comunitaria (a través de talleres comunitarios).

Después de una exitosa prueba piloto en 2017, la ciudad decidió continuar el programa y convertir en servicio público gratuito el acceso a la información sobre los derechos energéticos.


Texto editado a partir del artículo proporcionado por Rafael Moreno Pérez, Agencia de Energía de Barcelona, y de la investigación realizada por Aneaka Kellay

Financiación Impacto Más información
  • Puntos de asesoramiento energético (PAE)
  • 2 250 000 euros/año
  • Financiación del Ayuntamiento de Barcelona
  • Auditorías e intervenciones domiciliarias en hogares que viven en pobreza energética
  • 500 000 euros
  • Financiación de la Diputación de Barcelona
Auditorías e intervenciones domiciliarias en hogares que viven en pobreza energética

  • Se llevaron a cabo 5000 auditorías energéticas.
  • Se emprendieron 2000 acciones relacionadas con los contratos de servicios públicos.
  • Se logró un 19 % de reducción en las facturas de servicios públicos, generando un ahorro de 225 euros/año/hogar.
  • Se implementaron 23 000 medidas gratuitas de eficiencia energética.

Puntos de asesoramiento energético (PAE)

Cada mes el servicio:

  • Asesora a 2500 ciudadanos.
  • Regulariza 50 suministros.
  • Protege los derechos de 600 ciudadanos a través del derecho radical de la ciudad a la ley de vivienda.4
  • Permite ahorrar 100 KW de energía eléctrica.

[1] Centro de Asesoramiento sobre la Pobreza Energética, 2021. https://energy-poverty.ec.europa.eu/system/files/2021-11/EPAH_inspiringasesrom%20across%20Europe_report_0.pdf%20c%20f

[2] Auditorías e intervención domiciliarias en las viviendas en situación de pobreza energética, Diputación de Barcelona, página web consultada el 06/01/22.             https://www.diba.cat/es/web/benestar/auditories

[3] PAE (Puntos de Asesoramiento Energético), Ayuntamiento de Barcelona, página web consultada el 06/01/22 https://ajuntament.barcelona.cat/dretssocials/es/innovacion-social/pae-puntos-de-asesoramiento-energ%C3%A9tico

[4] Colau: “Con la Ley 24/2015 pudimos detener 639 desahucios y no daremos ningún paso atrás”, Ayuntamiento de Barcelona, página web consultada el 06/01/22 https://ajuntament.barcelona.cat/dretssocials/en/noticia/colau-using-law-242015-we-stopped-639-evictions-and-were-not-backing-down_332522

Asistencia ciudadana: Valencia, España

Valencia implementa servicios de asesoramiento energético en un barrio donde una de cada cuatro personas vive en la pobreza energética.

Imagen > Cortesía de Ebroslu en Pixabay

Situada en la costa este de España, Valencia es la tercera ciudad más grande del país y la capital de la región valenciana. Cuando firmó la declaración del Pacto de los Alcaldes en 2009, la ciudad estableció la Fundación “Valencia Clima i Energia”, que desarrolla e implementa estrategias, acciones y herramientas para ayudar a alcanzar sus objetivos. Los programas que incluye la Fundación integran el trabajo para mejorar la situación de vida de los ciudadanos y se centran en la prevención de la pobreza energética y la promoción del derecho a la energía. En los últimos 12 años, Valencia ha reducido su consumo energético en un 17,9 % y las emisiones de gases de efecto invernadero en un 30,9 %. Además, recientemente ha sido declarada una de las seis principales ciudades innovadoras en el concurso Capital Europea de la Innovación 2020.

La Oficina de la Energía tiene su sede en la zona de Ayora, donde una de cada cuatro personas vive en la pobreza energética. Se rehabilitó una tienda antigua para crear un espacio donde los ciudadanos pudieran reunirse con personal capacitado para conversar sobre temáticas de energía. Un educador medioambiental, un trabajador social, un arquitecto y un ingeniero brindan asesoramiento sobre subsidios y medidas a pequeña escala para mejorar la eficiencia energética en el hogar. Ofrecen también información sobre las facturas de energía y sobre energías renovables. La oficina también recibe a los ciudadanos que son remitidos desde los servicios sociales, que funcionan como nexo directo entre los hogares vulnerables y el servicio de apoyo energético.

El próximo proyecto de importancia en Valencia es el programa “Save the Homes”, financiado por la UE, cuyo objetivo es crear una Red Regional de Oficinas de Servicios de Rehabilitación Integrada de Viviendas (renovación energética) para asesorar a los ciudadanos sobre todo el proceso. El equipo de la Oficina de la Energía desempeñará un papel protagónico en la conformación del consorcio que trabajará en este proyecto: representantes del Ayuntamiento de Valencia, el Consejo General de Colegios de Administradores de Fincas de la Comunidad Valenciana y la Generalitat Valenciana, a través del Instituto Valenciano de la Edificación (IVE).


Texto editado a partir de la entrevista de pódcast con Carmen Castells, de la Oficina de la Energía de Valencia e Indertec-Imedes, y Fernando González

Financiación (Oficina de la Energía) Impacto Más información
  • 120 000 euros
  • Financiamiento a través del presupuesto municipal
  • Se asesoró a 223 ciudadanos.

El empoderamiento de las mujeres: Vlora, Albania

Un enfoque centrado en la mujer para fomentar el compromiso energético en Vlora.

Imagen > Cortesía de John Quine en Flickr

Vlora es una de las siete ciudades de Europa que participan en EmpowerMed, un proyecto quinquenal de Horizonte 2020, destinado a empoderar a las mujeres en las zonas costeras del Mediterráneo para contribuir en la lucha contra la pobreza energética.

Reconociendo que las mujeres y los hogares a cargo de mujeres soportan la mayor carga de la pobreza energética, este proyecto se dirige específicamente a ellas y tiene el objetivo de ayudarlas a tomar medidas prácticas contra la pobreza energética. El proyecto comenzó en 2019 y se completará en 2023.

El concepto de pobreza energética en Vlora no está definido y no se está haciendo un seguimiento del tema. La falta de datos al respecto es una de las razones por las que el problema sigue sin ser visibilizado para los responsables políticos.

Este es el eje del programa EmpowerMed.

La falta de datos es una problemática importante, y el Ayuntamiento está trabajando para resolverla. Algunos datos recogidos evidencian que más de un tercio de los hogares de Vlora no paga con regularidad sus facturas de energía y, en promedio, consume una quinta parte menos de la energía que el mínimo consumido a nivel nacional. Este hecho indica que la pobreza energética es una problemática significativa para la ciudad.

El primer paso que debe dar el Ayuntamiento es identificar a las personas más vulnerables y evaluar sus necesidades; luego, establecer un enfoque para involucrar a esas personas.

Este enfoque deberá contemplar la capacitación de asesores energéticos, el establecimiento de un vínculo con las familias en la zona, la organización de talleres, el monitoreo de edificios y una evaluación del impacto que tiene esta realidad en el acceso a las necesidades básicas del hogar. El proyecto trabajará de manera colaborativa con ONG locales, voluntarios de la comunidad romaní y universidades.


Texto editado a partir de la investigación realizada por Aneaka Kellay

Financiación Más información
  • Presupuesto: (para todo el programa en 7 ciudades) 1 millón de euros
  • Financiación del programa Horizonte 2020

El perfeccionamiento de las habilidades: Križevci, Croacia

Križevci capacita a 13 residentes desempleados de larga duración para que ocupen puestos como asesores energéticos.

Imagen < imagen 2 < Cortesía de SDP Hrvatske en Flickr, CC BY 2.0

La ciudad croata de Križevci se está convirtiendo en pionera nacional en el trabajo a favor de la energía limpia y contra la pobreza energética. Situado en las cercanías de la capital, Zagreb, en el centro de Croacia, el ayuntamiento alberga a aproximadamente 21 000 habitantes: el 50 % vive en la zona urbana y el 50 % restante, en las zonas rurales circundantes.

Križevci es la primera ciudad croata en implementar un proyecto de energía renovable financiado a través del mecenazgo, lo que la convierte en un ejemplo nacional para muchas otras localidades que están intentando replicar la experiencia.

Para hacer frente a la pobreza energética, en 2016 la administración capacitó a 13 residentes desempleados de larga duración para que ocuparan cargos como asesores energéticos. Los asesores visitaron los hogares que viven en pobreza energética y proporcionaron equipos para ahorrar energía, como bombillas LED, sellos de ventanas, cables de extensión con interruptores, y tuberías de agua y extensiones de cabezales de ducha para reducir el flujo de agua. También brindaron asesoramiento sobre medidas de ahorro de energía fáciles de implementar.

Como resultado de este innovador proyecto piloto, cada uno de los 508 hogares pudo ahorrar aproximadamente 70 euros, o 30 KWh al año, lo que llevó a una reducción de 16 500 toneladas de emisiones de dióxido de carbono anualmente.


Texto editado a partir del artículo proporcionado por Lucija Gudić y Danijel Šaško, del Ayuntamiento de Križevci

Impacto Más información
  • Se brindó asistencia a 508 hogares.
  • Se logró un ahorro de 70 euros, o 30 KWh anuales por vivienda.
  • Se logró una reducción de 16 500 toneladas al año de emisiones de dióxido de carbono.
3

3. Los incentivos y la financiación

El aprovechamiento de la energía solar: Porto Torres, Italia

Porto Torres está poniendo en práctica un innovador proyecto solar que permite reducir las tarifas de las facturas de energía de las familias con bajos ingresos y, además, crea un fondo rotatorio para ampliar continuamente el esquema.

Imagen < Cortesía de Gianni Careddu en Wikipedia Commons

Porto Torres está situado en el noroeste de Cerdeña, Italia, y tiene una población de 22 000 habitantes. Es una ciudad portuaria, establecida por los romanos en el siglo I a. C.

En 2017, puso a prueba un esquema innovador a través del cual se instalaron paneles solares fotovoltaicos en las viviendas de la población, de forma gratuita, comenzando por las familias de bajos ingresos. Utilizar la energía producida por los paneles solares reduce el monto a pagar en la factura de energía. La energía no consumida se exporta a la red pública y los ingresos se destinan a un fondo rotatorio, para dar lugar a más instalaciones solares.

Si bien se requirió una inversión inicial significativa de 500 000 euros, la expectativa es que el mecanismo de autofinanciación amplíe el alcance del proyecto, a medida que avance. El esquema ha tenido tanto éxito que, al cabo de dos años, el Gobierno italiano decidió reproducirlo a nivel nacional.


Texto editado a partir de la investigación realizada por Aneaka Kellay

Financiación Impacto Más información
  • Presupuesto de 500 000 euros
  • Fuente: Ayuntamiento de Porto Torres
  • En 2019, Porto Torres instaló 50 sistemas fotovoltaicos solares, lo que supuso un ahorro de 9000 euros en las facturas de las familias vulnerables, y una reducción de las emisiones de CO2 de 65 toneladas.

Barrio Solar: Zaragoza, España

Una iniciativa de energía solar con el objetivo de “facilitar el acceso a una energía más eficiente, renovable, local y solidaria, promoviendo también la inclusión y la cultura medioambiental”.

Imagen < Cortesía de Caccamo en Wikipedia Commons

Zaragoza es la quinta ciudad más grande de España y está ubicada en el norte del país. La pobreza energética en España ha aumentado más rápidamente que en cualquier otro país europeo en los últimos años, debido al aumento del precio del gas. Más de 1 de cada 10 españoles no ha podido mantener su hogar calefaccionado en 2020.

Zaragoza es la sede de ECODES, una organización sin ánimo de lucro que lucha por reducir la pobreza energética. Barrio Solar es una iniciativa social y medioambiental impulsada por ECODES, EDP y el Ayuntamiento de Zaragoza.

Gracias al proyecto, se creó un “barrio solar” con dos instalaciones de energía solar, que conjuntamente alcanzan una potencia de 100 KWp. Las empresas y los hogares que se encuentran a menos de 500 m de las instalaciones pueden utilizar la energía solar directamente, sin tener que instalar un sistema en sus propios edificios o cambiar de proveedor de electricidad.

Quienes utilizan el sistema ahorran alrededor del 30 % en la factura de energía. Para que todos los ciudadanos puedan acceder al régimen de forma justa, se garantiza que el 10 % de la energía generada se destine directamente a quienes viven en la pobreza energética. Se puede acceder al plan mediante cuotas mensuales; sin embargo, quienes viven en la pobreza energética no tienen que pagar.

Barrio Solar ha creado un espacio comunitario que también involucra a la comunidad local en general. El espacio se utiliza para realizar talleres y gestionar puntos de asesoramiento y procesos participativos relacionados con la energía solar, el empoderamiento energético y la sostenibilidad.


Texto editado a partir de la investigación realizada por Aneaka Kellay

Financiación Impacto Más información
  • Presupuesto: entre 100 000 y 1 millón de euros
  • Fondos privados de la Fundación EDP y la Fundación Schneider Electric
  • Tiene como objetivo involucrar a 200 ciudadanos, entre los que se incluyen 20 personas que viven en la pobreza energética.

4. Los servicios integrales

La renovación de edificios de altura: Portsmouth, Reino Unido

El Ayuntamiento de Portsmouth renueva un edificio de varias plantas del cual es propietario.

Imagen < Cortesía de Mike McBey en Flickr

En 2013, el Ayuntamiento de Portsmouth emprendió un ambicioso proyecto de renovación completa de Wilmcote House, un edificio de viviendas prefabricadas de hormigón de 11 pisos de altura, de la década de 1960. La estructura incluye 107 unidades: 100 dúplex de tres dormitorios y siete apartamentos de un dormitorio en la planta baja. El Ayuntamiento es el propietario del edificio y actúa como proveedor de vivienda.

Imagen < Wilmcote 1 < Cortesía del Ayuntamiento de Portsmouth

En un principio, el Ayuntamiento tenía la intención de llevar a cabo cambios en el edificio debido a las quejas de los residentes por el alto coste de la factura de la energía y también por las temperaturas en algunos pisos. El monitoreo de la temperatura en cada piso permitió detectar que, a pesar del elevado precio que aparecía en las facturas de energía, la calefacción en los hogares no era lo suficientemente elevada. El Ayuntamiento usó este dato como evidencia para determinar que los habitantes del edificio vivían en la pobreza energética.

Decidió renovar el edificio haciendo hincapié en los resultados sociales: reducir la pobreza energética, mejorar la salud y reducir los retrasos en el pago de alquileres. También es de destacar la decisión del Ayuntamiento de involucrar a los residentes en el proceso tanto como fuera posible.

Previamente a las obras del edificio, llevó a cabo una intensa labor para recabar la opinión de los residentes sobre las diferentes posibilidades de trabajo. Para comunicarse con ellos, el Ayuntamiento recurrió a boletines informativos, eventos comunitarios y visitas domiciliarias. Una herramienta de participación muy efectiva fue la exhibición de una unidad de muestra con todos los trabajos de mejora de eficiencia energética realizados. De esta manera, los residentes pudieron ver y examinar la obra planificada y compartir su punto de vista. El Ayuntamiento hizo algunas enmiendas al diseño final del proceso, por ejemplo para abordar los sistemas costosos de calefacción eléctrica y para crear un nuevo espacio donde secar la ropa.

Imagen < Wilmcote 2 < Cortesía del Ayuntamiento de Portsmouth

Portsmouth designó a un funcionario de contacto para que actuara como primer nexo con los inquilinos al inicio del proyecto. Su trabajo consistió en llevar a cabo una consulta comunitaria a medida que se desarrollaba el trabajo, y proporcionar apoyo personalizado a las familias. En la encuesta que se llevó a cabo entre los residentes al final de la obra, los inquilinos expresaron su satisfacción ante la asistencia brindada por el funcionario. En retrospectiva, el Ayuntamiento de Portsmouth consideró que el funcionario de contacto con residentes podría haber desempeñado un papel incluso más importante, participando más activamente como representante del punto de vista de los inquilinos frente a los constructores en el momento en que surgieron inconvenientes.

El Ayuntamiento quería garantizar que las obras de renovación se realizaran con un alto nivel de calidad para que el edificio brindara a los inquilinos un estándar de rendimiento energético y un nivel de resiliencia, comodidad y salud “a prueba del futuro”. Eligió implementar las renovaciones según el estándar EnerPHit, una rigurosa normativa de eficiencia energética. A pesar de algunas dificultades que se presentaron en el sitio de las obras, haber establecido este estándar como objetivo dio lugar a un trabajo de mayor calidad durante todo el proyecto de renovación. El Ayuntamiento de Portsmouth financió totalmente la obra, sin contar con inversiones nacionales o privadas, lo que le permitió ejercer un mayor control de todo el proceso.

Imagen < Wilmcote 3 < Cortesía del Ayuntamiento de Portsmouth

Los resultados del trabajo en Portsmouth son asombrosos. El análisis de impacto comunitario del proyecto, realizado por la London School of Economics, determinó que se había logrado una reducción de 700 libras esterlinas por año en las facturas de energía. Los residentes se mostraron satisfechos con el significativo cambio de temperatura de los pisos y con el trabajo del Ayuntamiento.

Para el Ayuntamiento, se trató de una experiencia de mucho aprendizaje en materia de eficiencia energética doméstica. Desde entonces, Portsmouth ha implementado el programa “Switched on Portsmouth”, que proporciona servicios y apoyo a inquilinos de particulares, inquilinos municipales, inquilinos de asociaciones de vivienda, propietarios y locatarios.


Texto editado a partir de la sesión de testimonios de expertos con Steve Groves, del proyecto mPower

Impacto Más información
  • Se logró un ahorro de 700 libras esterlinas al año en las facturas de energía.
  • Se mejoró el confort.
  • Se fortalecieron las relaciones entre el Ayuntamiento y los inquilinos.

La incorporación de la calidad: Plymouth, Reino Unido

Un trabajo colaborativo pionero entre una empresa social comunitaria y el Ayuntamiento ha dado lugar a una obra innovadora para hacer frente a la pobreza energética en Plymouth.

Imagen < Imágenes inspiradas en Pixabay

Los fundamentos de la eficiencia energética

En 2014, el Ayuntamiento de la ciudad de Plymouth respaldó la creación de Plymouth Energy Community (PEC), una nueva sociedad de beneficio comunitario. La organización es propiedad de sus miembros y funciona en beneficio de la comunidad. Tiene la misión de lograr que un mayor sector de la población pueda ser propietario de la infraestructura energética, y emprende proyectos de asistencia para las familias que han sido excluidas del sistema de energía a causa de la pobreza energética.

PEC ofrece servicios integrales a través de diez asesores que implementan un enfoque de múltiples capacidades y enfocado hacia los residentes. Mediante visitas domiciliarias, talleres comunitarios y sesiones de capacitación, los asesores brindan asistencia a inquilinos, habitantes de viviendas sociales, responsables de familias y propietarios, con el objetivo de mejorar la eficiencia energética. Para poder trabajar en comunidades vulnerables, los asesores deben cumplir con un amplio programa de capacitación en diferentes temáticas, por ejemplo prevención del suicidio y resolución de conflictos.

El apoyo ofrecido incluye:

  • Asesoramiento energético
  • Ayuda con los controles de la calefacción
  • Sustitución de calderas
  • Asistencia para realizar cambios sencillos
  • Trabajo con los proveedores de energía para ayudar a los residentes con las facturas de servicios públicos
  • Apoyo a los inquilinos en su comunicación con los propietarios y los proveedores de vivienda social sobre los problemas de la vivienda.
  • Apoyo para acceder a las subvenciones gubernamentales para instalar sistemas de aislamiento y de energía solar fotovoltaica.

Para facilitar el trabajo de los asesores, PEC solicitó a Carbon Co-op, una cooperativa de servicios energéticos, la creación de una herramienta sencilla que les permitiera a los especialistas evaluar la eficiencia energética en visitas domiciliarias de dos horas. Se logró diseñar una herramienta en red para tableta que permite evaluar, de forma rápida y sencilla, la necesidad de mejoras básicas y efectivas de eficiencia energética en las viviendas, por ejemplo, trabajos de hermeticidad, cabezales de ducha de bajo flujo e iluminación LED. El desarrollo de la herramienta formó parte de un proyecto financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Imagen < Cortesía de Carbon Co-op

El servicio de evaluación está dirigido a las familias que viven en la pobreza energética y, por este motivo, las mejoras recomendadas son gratuitas o de bajo coste. Como parte de la visita, los evaluadores también pueden realizar trabajos de mejora sencillos.

El equipo ofrece, además, otros programas de reducción de la pobreza energética a una amplia gama de residentes de la ciudad y sus alrededores. Entre estos programas se encuentran, por ejemplo, “Warm And Well”, diseñado para abordar la pobreza energética de las personas con discapacidad, y “Warm Homes Fund”, que principalmente brinda ayuda con los nuevos sistemas de calefacción a las personas en situación de pobreza energética.

Control local para garantizar la calidad en el trabajo de renovaciones intensivas

Durante un tiempo, el Reino Unido ha otorgado subvenciones gubernamentales para implementar medidas de eficiencia energética que permitan abordar la vulnerabilidad energética; sin embargo, a menudo surgen problemas con la forma en que se asignan esos fondos, la calidad de las obras resultantes y el impacto en los hogares. Aprovechando su experiencia en la gestión del servicio de asesoramiento energético, PEC desarrolló una dinámica diferente de trabajo, tanto con los hogares como con los instaladores.

Por lo general, las autoridades locales del Reino Unido establecen un acuerdo con uno o posiblemente dos o tres grandes instaladores nacionales que gestionan la mayor parte del programa; este método resulta más sencillo para las autoridades locales debido a sus limitaciones de recursos. Sin embargo, significa que el reducido número de grandes instaladores nacionales tiene mucho poder durante el proceso, un hecho que dificultó, por ejemplo, la resolución de problemas que se presentaron en torno a la satisfacción de los clientes y la calidad del trabajo. Asimismo, la economía local no se ve beneficiada, ya que la mayoría de los fondos se destinan a una empresa nacional.

PEC decidió cambiar esta dinámica para que los fondos disponibles a través del Ayuntamiento se asignaran directamente a las familias. De esta manera, las familias seleccionarían a un instalador de una lista de pequeñas empresas locales que habían sido auditadas por PEC. PEC se comprometió con 13 instaladores locales, que generalmente no participaban en trabajos financiados con subvenciones. A través de un asesor y un coordinador de renovación, ayudó a las familias a que comprendieran la envergadura de las obras y eligieran a los instaladores.

Gracias al mayor poder que se otorgó a las familias a través de esta forma de organización, se alcanzaron niveles mucho más elevados de satisfacción del cliente. Esto, a su vez, resultó de importancia para involucrar a la comunidad en general en las obras de eficiencia energética.


Texto elaborado a partir de las anotaciones de la visita de estudio de Laura Williams, mPower, a Plymouth en junio

Financiación Más información
Servicio de asesoramiento

  • 400 000 euros en 2021
  • Fondos de resarcimiento para la energía, Lotería Nacional, Western Power Distribution, iniciativa Warm Homes Fund, Ayuntamiento de Plymouth.

Esquema de logros de la autoridad local a través de la subvención para viviendas ecológicas

  • 158 000 libras esterlinas de ingresos
  • 1,1 millones de libras esterlinas de capital
  • Financiamiento del Gobierno nacional a través del Ayuntamiento de Plymouth

Lista de lectura

Kit “Retrofit for All”
Los clientes vulnerables como eje del diseño de sistemas de eficiencia energética
https://cc-site-media.s3.amazonaws.com/uploads/2021/06/Retrofit-For-All-Toolkit.pdf


Pódcast “City Stories”
La Dra. Lucie Middlemiss habla sobre la pobreza energética en las ciudades
https://soundcloud.com/energy-cities/prof-dr-lucie-middlemiss-about-energy-poverty-in-cities